No puedes copiar el contenido de esta página.
Martillo hidráulico

El martillo hidráulico es un elemento fundamental en cualquier demolición: ya sea de pavimentos, construcciones, …

Por ello, es importante que siempre esté en perfecto estado para maximizar su rendimiento.

A continuación vamos a indicar el mantenimiento básico que se debe llevar a cabo para ello, así como para evitar que su martillo sufra averías inesperadas:

Cada 2 horas:

  • Engrasar el martillo. Siempre en posición vertical y apoyado sobre la pica/puntero.
  • Aplique mínimo 15 o 2 bombeadas de la engrasadora.
  • Si las condiciones del trabajo son extremas, se deberá engrasar cada hora de trabajo.

Cada 10 horas o una vez al día, inspeccionar visualmente lo siguiente:

  • Tornillos sueltos.
  • Fugas de aceite.
  • Piezas rotas, perdidas o desgastadas.
  • Estado general del martillo.
  • Estado de los tirantes.
  • Soporte de anclaje.
  • Desgaste de pica/puntero y casquillo inferior.

Cada 50 horas o una vez a la semana:

  • Extraer la pica/puntero y comprobar el desgaste interno del casquillo inferior.
  • Comprobar el desgaste de los pasadores.
  • Apretar conexiones hidráulicas y tornillos exteriores del martillo.
  • Eliminar la posible rebaba del puntero (p.e. con radial).

Cada 1.000 horas o una vez al año:

  • Desmonte completamente el martillo.
  • Cambiar la membrana del acumulador.
  • Cambiar el juego de juntas completo.
  • Comprobar la existencia de fisuras en carcasa, placas laterales, tirantes, cabezal y bulones de sujeción.
  • Comprobar el desgaste de la pica/puntero y del casquillo inferior:
    • Si la pica/puntero tiene un desgaste de más de 2mm de diámetro, debe cambiarla.
    • Si el casquillo inferior tiene un desgaste de más de 2mm en su interior, debe cambiarlo.

Siguiendo estas pautas, evitará tener su martillo hidráulico parado ante una avería, ahorrando tiempo y dinero.

Start typing and press Enter to search

Reparación de martillo hidráulico